El capitán del Barça habría negociado su salida para cumplir uno de los sueños de su vida, jugar en San Siro. Hace más de mes y medio que está lesionado.

Barcelona

8 de mayo de 2013 

Carles Puyol podría no volver a jugar más con la camiseta del Barcelona. Según anunció esta noche el programa ‘La portería’, de Barcelona Televisió (Btv), el capitán del Barcelona estaría negociando su salida al Milán, un viejo sueño de infancia del defensa que hace más de mes y medio que está lesionado.

El jugador, de 35 años, fue operado de forma secreta de unas molestias en la rodilla, después de ser baja para el partido de vuelta de los octavos de final de la presente Champions League ante el equipo de San Siro (4-0). Desde entonces está desaparecido para los medios, aunque es cierto que se le vio el pasado domingo en el homenaje a Beto Borregán (ex jugador de la sección de hockey patines) y el lunes en Tremp (Lleida), donde fue homenajeado Miki Roqué, ex futbolista del Betis fallecido hace un año de un cáncer a los 23 años. Pese a que se especuló con que haría una conferencia de prensa, su presencia nunca se hizo real, abriendo, con el paso de las semanas, todo tipo de comentario sobre su futuro e implicación con el equipo.

Criado en la cantera del Barcelona, Puyol renovó antes de las Navidades con el club barcelonés hasta 2016, teniendo una cláusula de rescisión negociable de 10 millones de euros, algo simbólico teniendo en cuenta la edad del futbolista, que más de una vez afirmó querer jugar “hasta los 40 años”.

En ‘La Portería’ no se dieron más detalles sobre los años de contrato ofrecidos por el Milán, aunque no se descarta que por poder jugar de local en San Siro, Puyol no solicite una alta ficha, ya que lo que desea es poder militar en el club donde jugó su ídolo: Paolo Maldini.

 

Anuncios